¿Qué es?

Es un servicio innovador que actúa como una hucha digital para almacenar el saldo en euros de los excedentes de tu instalación solar que por normativa no te podemos compensar. Este saldo se puede utilizar para compensar las facturas de otros meses donde tu instalación fotovoltaica produzca menos energía o puedes compartirla con facturas de otro suministro. Además, el saldo de la batería virtual no tiene caducidad.

¿Cómo funciona?

En el momento en el que te das de alta se genera una batería virtual con saldo a 0€. Posteriormente, con cada facturación se valoran económicamente los excedentes de tu instalación fotovoltaica. Si estos superan el máximo a compensar, el saldo sobrante carga la batería virtual.

De la misma manera, si existiese saldo en la batería se descargará para abaratar la factura siempre que fuera posible.

La batería virtual se puede compartir con otro suministro. De esta manera, tendremos un suministro con autoconsumo que puede producir excedentes que carguen la batería virtual y podremos tener otro suministro cuyo pagador sea el mismo. Ambos suministros podrán beneficiarse de la batería virtual.

La batería virtual se descargará indistintamente con el suministro que tiene la instalación fotovoltaica y el suministro asociado (si existiera). Se descargará con la primera factura emitida.

¿Qué coste tiene?

Este servicio, a diferencia de otras compañías, se ofrece de manera gratuita.

Preguntas frecuentes